Correo electrónicoImprimirExportar ICS

Conferencia: Mas allá de Panaceas; El lado luminoso y el lado oscuro del concepto de Resiliencia Social y Socioecológica

Título:
Conferencia: Mas allá de Panaceas; El lado luminoso y el lado oscuro del concepto de Resiliencia Social y Socioecológica
Cuándo:
Mar, 21. Enero 2014, 19:00 h - 21:00 h
Dónde:
Centro "21 de Marzo", Salón de Actos - Tres Cantos, Madrid
Categorías:
Ciencias de la Tierra, Conferencias
Conferencia: Mas allá de Panaceas; El lado luminoso y el lado oscuro del concepto de Resiliencia Social y Socioecológica

Información del ponente

Nombre:
Carlos Montes del Olmo, Catedrático de Ecología en la Universidad Autónoma de Madrid


Lugar

Lugar:
Centro "21 de Marzo", Salón de Actos
Calle:
Calle del Viento, 2
CP:
28760
Ciudad:
Tres Cantos
Estado / Provincia:
Madrid
País:
Spain
Centro
Mapa:
Mapa

Descripción

En los tiempos actuales de Cambio Global caracterizados por marcos de incertidumbre e impredictibilidad se generan perturbaciones y crisis a las que los individuos y sus instituciones, por lo general, no están preparados para gestionarlas.

En este contexto el concepto de Resiliencia resurge con gran fuerza en el campo de las ciencias sociales, especialmente en la psicología y la psiquiatría, y en las ciencias ecológicas ya que se asocia a un proceso que surge en muchas personas cuando se enfrentan a una adversidad y tienen que poner en marcha sus capacidades para sobrevivir, crecer, recuperarse y desarrollarse positivamente.

De igual modo los ecosistemas tienen la capacidad de lidiar con las perturbaciones y mantener su funcionamiento característico. Esta idea de la capacidad de reconstruirse después de sufrir una adversidad severa hay que saber manejarla con precaución si queremos realizar diagnósticos adecuados y desarrollar estrategias de acción operativas para poder gestionar el régimen de  perturbaciones ya que no siempre el concepto de resiliencia tiene una connotación positiva y podemos hablar de resiliencia negativa incluso de resiliencia perversa.

En la charla nos acercaremos al concepto de resiliencia planteando como una realidad, como una utopía y como una tiranía.

 

El ponente nos explicó el concepto de resiliencia. Este término se usa en diferentes ámbitos, en ingeniería, ecología pero fundamentalmente en psicología y desde esta perspectiva fue el enfoque principal de la conferencia.

La palabra viene del latín resilio, resiliere que significa saltar hacia atrás. Según el diccionario de la RAE es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

En ingeniería se utiliza para indicar la capacidad de recuperación de un material cuando cesa la

fuerza que provoca una deformación, por ejemplo según Tomas Young “se puede decir que el muelle es para la física un material resiliente”. En Ecología de ecosistemas tiene un significado

semejante, ya que indica la capacidad del ecosistema para absorber las perturbaciones sin alterar significativamente su estructura o funcionalidad de forma que pueda recuperar su estado original cuando las perturbaciones han terminado, incluso resurgir con más fuerza.

Desde el punto de vista psicológico la resiliencia es la capacidad del individuo para superar la adversidad o las duras dificultades que le plantea la vida (discapacidades, muertes de seres queridos, situaciones de fuerte stress, o peligro, etc.) saliendo incluso fortalecido al superar esta prueba. Todos conocemos casos de personas gravemente discapacitadas que sin embargo han sido capaces de tener actividades aparentemente incompatibles con su discapacidad.

La psicología se ha interesado vivamente por los casos de personas que han podido superar experiencias muy traumáticas como estancias en campos de exterminio o torturas y sin embargo no han perdido el ánimo vital. La resiliencia tiene más que ver con la tenencia de un plan de vida que dé fortaleza a la propia existencia, que con la resistencia en sí misma. Para aclarar el concepto el ponente nos indicó que la frase “gracias a lo que me ha ocurrido yo soy así ” expresa un pensamiento resiliente, por el contrario la expresión ”a pesar de lo que me

ocurrido aquí sigo ...” no es resiliente sino más bien expresa resignación. La autoestima y la posesión de un proyecto vital son las herramientas básicas del comportamiento resiliente.

El ponente nos puso dos ejemplos de personas resilientes y que al mismo tiempo fueron investigadores de esta capacidad:

Victor Frankl, neurólogo y psiquiatra austriaco superviviente de los campos de exterminio nazis de Auschwitz y Dachau en los que perdió a su esposa y padres. Después de esta dura experiencia escribió el libro “El hombre en busca de sentido”. En esta obra expone que, incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el hombre puede encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual. Basándose en su experiencia y reflexión funda la Logoterapía considerada la Tercera Escuela Vienesa de psicología. Frankl enseñó en la Universidad de Viena hasta los 85 años de edad de forma regular.

Boris Cyrulnik, también superviviente de los campos de concentración nazi. Sus trabajos le han permitido desarrollar el concepto de la resiliencia como un renacer del sufrimiento. Autor del libro “Los patitos feos”.

En los estudios de la psicología acerca de la resiliencia cabe distinguir tres etapas:

1ª) Se centran en la investigación de los factores sicológicos innatos que permiten a una persona ser resiliente. Hay factores que protegen frente a la adversidad y otros que sin embargo nos hacen más vulnerables. Cuando los primeros son más fuertes la persona alcanza el grado de resiliente.

2ª) En esta etapa la idea central es que el sistema resiliente no es estático y va a resultar transformado por la perturbación. Se considera que la resiliencia no es una capacidad extraordinaria en las personas, por el contrario todo el mundo puede serlo y es cuestión de ejercitarla. El desafío, dada su complejidad, reside en cómo fomentarla tanto a nivel individual o comunitario.

3ª) En este tercer enfoque se considera que no se puede ser verdaderamente resiliente a nivel individual. Es necesaria una red social como tejedora de resiliencia.