ES HORA DE RECUPERAR LA ILUSIÓN

Llevamos muchos meses de confinamientos totales o parciales, siempre con prohibiciones y limitaciones para nuestras actividades presenciales, y eso nos ha pasado una dura factura: muchos están cansados, desanimados, con añoranza de los momentos en los que podíamos vernos en persona, hablarnos sin distancias y compartir emociones.

Algunos incluso pueden haber perdido la ilusión pero las cosas deberíamos verlas con otra perspectiva: hemos pagado la factura, todavía la estamos pagando, pero también hemos resistido y hemos peleado por mantener todas las actividades posibles y dejar abiertas las puertas de la recuperación. Hemos conseguido tener conferencias y seminarios abiertos, en los que al menos nos vemos las caras, nos identificamos, podemos dialogar y entablar coloquios muy fructíferos; hemos abierto el servicio de Atención al Público on-line, con atención telefónica y vía whats-app; hemos mantenido los blogs de Cuentacuentos y visitas a museos con aportaciones actualizadas; seguimos publicando nuestra revista Ágora Tricantina; estamos a punto de abrir el Cine-Fórum on-line; seguimos teniendo presencia institucional con actos emblemáticos grabados (Semana de la Mujer y otros); la organización, en su esencia, se mantiene.

Pero sobre todo la ansiada VACUNA, aunque con retraso, es por fin una realidad, no sólo una promesa y una esperanza; y eso nos abre un futuro mucho más ilusionante. Ya no hablamos de entelequias, hablamos de realidades.

Es hora por todo ello de RECUPERAR LA ILUSIÓN. Intentaremos en el último trimestre alguna aproximación (cautelosa, eso sí) a los actos presenciales y sobre todo aspiramos a iniciar el curso 2021-22 en modo presencial. Es hora de recuperar el terreno perdido y para ello os pedimos a todos que creáis en el Proyecto de la Universidad Popular, que participéis en sus actividades y que aportéis vuestra COLABORACIÓN para que el tiempo de recuperación sea el mínimo posible y de nuevo disfrutemos de muchas cosas que creímos perdidas pero que solo están esperando a que las rescatemos.